jueves, 25 de diciembre de 2014

ECOS DE LA DISTANCIA: MI CUENTO NAVIDEÑO.




Este relato lo escribí para la revista digital Ecos de la distancia. Ha sido publicado en el especial navidad, Ecos 4.  Lo dejo en el blog y así, si puede ser, me dais una opinión. La máxima responsable de tal proeza en formato fanzine es Estefanía Jiménez, autora del blog Ecos de la distancia. Me alegré mucho el día que descubrí dicha página, la guardé en favoritos de inmediato.


¡¡FELICES FIESTAS A TOD@S!!
 


 
Aquí mi regalo; espero no defraudar.                   

MALVA

Al calor de la lumbre sucedía siempre. El pote hirviendo y las castañas asadas a punto, el caldero de las trébedes calentaba el agua y, a menudo, el alambique destilando aguardiente.
Próxima la Navidad, entre  hilos de palabras  cosía frases mi abuela y bordaba historias de sorpresas, de misterio, terror o intriga, que crecían y se multiplicaban dentro de mí, alimentando la curiosidad insaciable de mis ocho o diez años. Hasta del humo al revocar de la chimenea si se levantaba aire sacaba mi decrépita antecesora por la vía de los conjuros personajes sobrenaturales, fantásticos o endemoniados en sus truculentas apariciones. Y combinaba juegos de magia y malabarismo, de sus dedos hacía duendes y de los duendes mariposas, aunque se colara de vez en cuando algún enredo “desenrollo la madeja y vuelta a empezar”. Entonces era cuando dejaba caer algún chascarrillo. Veces hubo que, con una escoba y un sombrero de cucurucho, proyectaba en la pared su imagen de bruja a punto del aquelarre, ya que la pobre era más bien de cuerpo quebrado y solía vestir de negro. Después, sentada en la silla de anea separando con las tenazas en un azafate ochavado los frutos secos ya tostados, enlazaba al intercalar en sus relatos a los más destacados personajes navideños. Lo mismo podía contar lo del Diluvio o cualquier parábola de Jesús, que te ponía al tanto del nacimiento del niño y de todas las vicisitudes que ello le acarreó a la Virgen María cuando su hijo tuvo que nacer en un pesebre; ahondando de pleno en la tierna sensibilidad subyacente en mí. Y sólo cuando a altas horas la modorra se instalaba persistente en mis párpados, despojándome allí mismo de la falda escocesa me seguía hasta mi cuarto y me regalaba mimos sin dejar de besar mi nariz respingona. Bajo los techos abovedados de las distintas estancias sujetaba mi cuerpo bajito más bien regordete expresando enfática la recurrente retahíla: “Qué mayor estás, como quien dice, dentro de dos días tenemos en casa una mujer”. Reconfortaba palpar en la cama la bolsa de agua que ella había calentado. De los Reyes Magos decía que venían de Oriente, que era  la tierra de los palacios y las riquezas, pero que recorrían el extenso trayecto muy cargados para dar algo a todos los niños “y no se puede pedir mucho, por eso”. Y enseñaba la  taleguilla del dinero que llevaba siempre cosida a la enagua. A diario la importaba  poco vestir la chambra zurcida. Pero los domingos…ella misma confeccionaba sus refajos, auténticos primores, con “labores al trapo, cadeneta y punto de incrustación”. Bien complementada de hierbas aromáticas en el quemador e incienso  planificaba ella la nochebuena, la nochevieja, el día de año nuevo y el de reyes.
-Este año viene tu tía Felisa –decía llevándose la mano al moño con una sonrisita de oreja a oreja- , ya hemos hecho las paces. Al fin y al cabo somos madre e hija ¿no?
-Qué bien, abuela, qué bien – la tía Feli, como la llamaba mi madre, solía regalarme algunas muñecas de trapo hechas a mano por ella; un lujo.
-A tu madre, que también es mi hija, ya la he preparado altramuces y encurtidos de cosecha propia, de nuestro huerto, ya sabes, Manoli, lo que más le gusta. Y bellotas y nueces, ¿qué te crees? Y eso que, desde que me dejó viuda tu abuelo, yo ya no soy la que era; resignación, no queda otra. Dios nos dará un cachito de Cielo.
-¿Haremos una zambomba, abuela? – preguntaba yo sabiendo que no me lo iba a negar.
-Pues claro que se harán zambombas y lo que sea menester. Qué triste, con tus otros primos, los de la tía Reme, digo, ya no cuento –me dijo las mismas vísperas de nochebuena-. Esos desde que se fueron a Albacete…- opinaba cambiando el semblante-.  
-Mi madre ha dicho que van a venir –inventaba yo un débil consuelo, una mentira piadosa, desviando la vista para no ser pillada.
-Qué va, desde que pasó lo de la Merche no levantan cabeza. Tiene narices, ya les digo yo, ellos perdieron a una hija con seis añitos por culpa del cáncer pero también era mi nieta y bien que me dolió. La virgen la abrigue en su manto –explicaba llorosa, enjugando las lágrimas de su marchita cara en el rudimentario mandil verde ova. 
Y entonces, me estrechaba de aquella manera, de eso me acuerdo bien porque al aprehenderme me dolía al apretar.
-Como no se decida tu tío Pablo, el solterón,  y venga ese día…estamos nosotros y nosotros, yo no sé. Ya sabemos que no le gusta nada este clima gallego, Valencia es otra cosa, pero es mi hijo, aquí se ha criado, aquí le he parido, puñetas, se harta una. Aunque, te lo digo de verdad, Manolita, dolerme, dolerme, lo que más me duele es lo de la Remedios. Como no venga… yo no se lo perdono. Tu tía Felisa, desde Granada, ha dicho lo mismo.
No contesté. Me quedé callada y seria un buen rato.
Por esas fechas  se visitaba en la parroquia del pueblo el espíritu que desde siempre transmiten estas celebraciones, la gente besaba al niño Jesús en el altar y daba sus donaciones. Pero los rezos en casa eran siempre delante del tríptico de la Sagrada Familia presidiendo el portal de belén que montábamos con musgo natural recogido del huerto. La iluminación fantasmagórica de la palmatoria, con la luz apagada, aportaba cierto aire misterioso a la atmósfera. Inducía sombras amplificadas que se confundían con las siluetas reales del clan familiar, bosquejando contornos ambiguos y rostros deslucidos propios del Esfumato. Algunas veces, ante la percepción de tales desconocidas vibraciones, pensé que aquellas sombras eran espíritus ancestrales que volvían melancólicos para celebrar en familia la Navidad. En aquel instante yo, apretaba bruscamente mi recio cuerpo contra la saya de mi abuela dejando  mis grandes ojos medio turquesa
embalsamados un buen rato. Y ahí, Malva, volvía a reír a carcajadas esparciendo otra vez ese eco que le confería cierto aire de hechicera maléfica. Era sobrecogedor asociar las escenas creadas por tantas fábulas y tantas leyendas urbanas adornadas de encaje de bolillo y pañolón al calor de la lumbre, en la Gran Casona del patio del ciclamor. Costaba traducir el constante crepitar de los nudosos leños. “Anda, no ves que son bromas, so tonta”, me espetaba ella arreglando de un plumazo el entuerto. Recuerdo cómo abrazadas nos reíamos luego juntas  del “susto” que me había hecho pasar; y  me obsequiaba en la escudilla unas tajadas de calabaza del arrope casero o me daba miel del dispensador “para compensar”.
Atrás quedaban la siempre pendiente llegada del hombre del saco o la, también sempiterna, amenaza del coco. Sin embargo, he de aclarar que había cosas que no las entendía ni por la mañana, ni por la tarde ni por la noche. Cuando me decía, por ejemplo, aquello de que a los niños “les trae la cigüeña en el pico”, me copaba un torrente de preguntas que nunca me atreví a exponer en voz alta. Después, mi curiosidad preadolescente y el cerebro inquieto formaban un circulo que  no dejaba de rotar en mi cabeza. Entre los episodios alegres, tristes y emotivos -secretos cómplices co-protagonizados por ambas-  tengo siempre en mente aquellas entrañables fechas de recogimiento.
Fueron tus últimas navidades, Malva; la tía Reme no vino. Y, dicho por ella, te aseguro que no vivirá un solo día sin arrepentirse.
El olor y el toque de aquel hogar siguen tatuados en mi piel, son vivencias que me hicieron como soy: a fuego perduran instaladas en mi mente porque a fuego lento se hicieron, como tus guisos, abuela. Por eso sigo convencida de que no te fuiste nunca. Percibo tu densa respiración algo fatigosa en la interfaz del aquí y el allí;  a veces me escondo a propósito entre la humedad punzante de los gruesos muros de tres metros, en la vetusta casona del ciclamor. Entre sus oquedades, abrigada de telarañas abro amplio espacio a la certidumbre de que estás conmigo; con nosotros. Todavía aprecio desde el corral el olor del café recién hecho en puchero. También mi madre te siente bullir por los rincones, aunque ella no necesite desplazarse hasta el semiderruido edificio de piedra, barro y adobe, con techumbre de cabrios en sus establos. Precisamente, de sus desconchados muros cuelgan aún algunos de los cuadros de carácter religioso que tú, venerable anciana, cuidaste en vida como reliquias. El de la imagen de la Virgen y san José adorando al niño Jesús, aunque con el cristal roto y la lámina acartonada siempre me pareció muy tierno, conmovedor. Esa sobria efigie de aire conventual clavada en la pared frontal de la alcoba, coronando la foto en blanco y negro del abuelo y tú, creaba y crea una atmósfera de meditación y rezo, como si entonara música sacra. Y hasta parece, a ratos, que Dios hiciera acto de presencia.
Hay recuerdos que se difuminan magullados en el tiempo como escorzos de la realidad. Pero tú, Malva, no eres un recuerdo. La mitad de mí está hecha de ti, de tu raigambre. A pesar de los castigos sin postre cuando no estudiaba y de los tirones por la mañana haciéndome las trenzas a punto de partir yo a la escuela. Y sí, donde hubo fuego queda rescoldo. Un puñado de gracias, querida abuela mía, por inculcarme tan inestimables valores tradicionales no empañados de consumismo y frivolidad.
Hasta luego, Malva Rebollo Miranda. Continuarán nuestras historias en la otra vida, tan interminable ella como tus narraciones al calor de la lumbre.
 Mari Carmen Caballero Álvarez 











ecosdeladistancia@hotmail.com












domingo, 21 de diciembre de 2014

LIBRO ISONOMÍA.



Ya ha salido a la venta el libro antológico de VV.AA,

El Vuelo de Neleb, resultante del III certamen de relatos

cortos Isonomía, cuya temática son los derechos y libertades

de las mujeres. Publica un cuento mío.

El ejemplar cuesta unos 12 euros y se puede adquirir en:


El vuelo de Neleb  

         


Neleb es el nombre de Belén visto en un espejo y Belén es el nombre que viste el anonimato de una niña chilena de 11 años a quien, en 2013, embarazada de catorce semanas tras ser abusada reiteradamente por su padrastro, la legislación de su país no le permitió interrumpir su embarazo.
 En Chile, la interrupción del embarazo fue prohibida hace 25 años por Augusto Pinochet. Esta prohibición subsiste hoy en día y ni siquiera los casos de agresiones, violaciones e injusticias, como las que ha sufrido Belén, tienen amparo bajo la legislación actual.  
 Todas las mujeres pueden ser Belén.
Todos los países pueden llegar a ser Chile.
 
El vuelo de Neleb es el resultado del III Concurso de relatos cortos Isonomia organizado por ACEN (Asociación de escritoras y escritores jóvenes) y recoge alrededor de 150 narraciones de vivencias, experiencias y ensoñaciones sobre los derechos y libertades, especialmente de las que aún no disfrutan muchas mujeres aquí en España o en cualquier lugar del mundo.

viernes, 12 de diciembre de 2014

DIVERSIDAD LITERARIA: UN MICRO DE MIEDO.



Este relato lo redacté pensado para el certamen de microterrores de Diversidad Literaria; fue seleccionado y aparece en el libro resultante, al que da título el nombre del concurso.


ULTRATRUENO

Amó al demonio, le fue fiel siglos y siglos y de su vientre brotaron terroríficas momias. Se contaban a miles o millones, pendían como estalactitas del techo de su alma. En el umbral del sarcófago desafió a los muertos. Cuando ella estaba lejos de ella se apareció ella misma sombra con sombra. Y en la noche, otra vez el grito de su naturaleza muerta. Aún sigue guardándose luto a sí.

 MARI CARMEN C.

lunes, 8 de diciembre de 2014

¿SERÁ POSIBLE?





¡Ay!, si los Reyes Magos nos trajeran un día sin crisis. Un solo día sin crisis, sin sus hijos, sin sus hermanos y sin sus primos hermanos: el paro, los desahucios, los recortes, los altos impuestos y la corrupción. Los desconocidos nietos están aún por llegar. Un día, ¡¡un solo día sin crisis!! Jauja existe.
Mari Carmen C.


DICIEMBRE, MICRO-RETO 5 LÍNEAS




Este micro lo he escrito para el Reto: 5 líneas, del mes de
diciembre, propuesto en el blog de
Allí ha sido publicado. Las palabras a insertar son:

VESTIDO, PAPÁ Y COMPARTIR.


De verdad, no me canso de recomendar este blog, 
Las palabras soñadas, lo que aprendo en él. Ya me diréis qué os parece mi cuento. En la página del mencionado reto hay, por supuesto, más. Echando un vistazo podéis valorar la visión de conjunto.

MAQUINACIÓN MORTAL

¿Vendrá papá? pregunté, aun sabiendo la respuesta. Marvi, tan hermana mayor ella, una vez más resumió toda explicación en un hondo suspiro. Yo ya me había vestido. Mamá puso la foto nupcial en el belén delante del tríptico de la Sagrada Familia, leímos al calor de la lumbre aquel poema suyo. Por Nochebuena era siempre lo mismo, como si nos dispusiéramos a compartir tan solo el olvido de nuestra conspiración asesina.

Mari Carmen C.

lunes, 1 de diciembre de 2014

III CERTAMEN ISONOMÍA



SE HA FALLADO EL III CERTAMEN DE LA FUNDACIÓN

ISONOMÍA QUE ABORDA LA TEMÁTICA “DERECHOS

Y LIBERTADES DE LAS MUJERES". APARECE

SELECCIONADO UN RELATO DE MI AUTORÍA.









Relato ganador, finalistas del III concurso de relatos cortos Isonomia y seleccionados para aparecer en el libro solidario “El vuelo de Neleb”


Aquí os dejamos el relato ganador del “III concurso de relatos cortos Isonomia”. Nuestra más sincera enhorabuena!
También podéis ver el nombre de los nueve finalistas y de los aproximadamente ciento cincuenta relatos seleccionados para formar parte del libro solidario “El vuelo de Neleb”
Tal libro se pondrá a la venta el próximo lunes 15 de diciembre en esta misma web. Y será presentado el jueves 18 de diciembre a las 12h en El café dels sentits de la Universitat Jaume I de Castellón. Os animamos a venir y leer vuestro relato.
Recordaros también que los beneficios de la venta de este libro solidario, irán destinados a realizar actividades socio-culturales para mujeres en riesgo de exclusión social. Tales actividades se gestionarán a través dela Fundación Isonomia.


 RELATO GANADOR 

POR TI, POR Mí, POR ELLA.
Iris Rico De Frutos

Por aquella que un día como hoy da sus primeros pasos. Por las que poco a poco lucharon para que su voz fuese escuchada. Por las mujeres que han sabido llenar su mochila y llevan el peso de toda una vida a sus espaldas.
Por quienes se ven censuradas tras un velo y esconden su miedo y su represión con silencio. Por las que callan pensando que algún día será mejor.
Por las que denuncian su dolor y apartan su otra mejilla. Por aquellas que son vendidas, pasando de mano en mano, bajo la presión y el temor.
Por quien quedó viuda y se vio obligada a vivir a un lado de la cama. Por quien perdió su juventud, sacrificándose para cuidar de una nueva vida. Por las que se vieron obligadas a despedirse de sus hijos y recoger sus lágrimas.
Por las que tuvieron que hacer frente a tormentos que invadieron su cuerpo en noches oscuras. Por aquellas niñas que no entienden el amor que dicen sentir sus padres. Por quienes vieron esposadas sus manos en torno a quien no supo quererlas. Por las que doblan las esquinas vendiendo su alma y exprimiendo su ser por salvar su vida.
Por quienes perdieron todo por lo que habían luchado y aún así siguieron respirando. Por la mujer que quiere y cree en que merece algo mejor.
Por todas las Juanas que llevan con orgullo su arco en la frente. Por ti, por mí, por ella.

FINALISTAS

CRISÁLIDA Inmaculada Casado Carrión
 ENSOÑACIONES María del Mar Imaz Montes
LA NIÑA VIRTUDES Begoña Siles Ojeda
OLIMPIA DE GOUGES José Víctor Líndez Alonso
TABLA DEL NUEVE Juan Ignacio Ferrándiz Avellano
SOBRES HELADOS DE NOVIEMBRE  Arantxa Sampere Seguí
SENTIMIENTOS ENCONTRADOS Ada Galiana Juan
YO NO ELEGÍ ESTE TRABAJO Pablo García Huedo
LAS SENSACIONES Jacqueline González Díaz

RELATOS SELECCIONADOS

 

APRENDIZAJE NUNCA ES TARDÍO Cristina Martín Rodríguez
SIEMPRE NOS QUEDA LA MÚSICA José Sanchis Císcar
DERECHOS INNATOS Maribel Palomino Rumin
TRES AÑOS MÁS TARDE Salvador Robles Miras
CUENTOS Asier Álvarez Arregui
PERDÍ TU MIRADA Juan Emilio Prades Bel
DERECHOS Y LIBERTADES DE LAS MUJERES Álvaro Isaías Hoyas
FÁBULA DE DINAMO E ISSBE Ignacio López León
NO ERA TAN FÁCIL COMO PENSABA Lucia Serrano Márquez
FÁBULA Pablo Soldevila Rodríguez
LA PRINCESA EN EL CAMINO DE BALDOSAS AMARILLAS Ainhoa Bárcena Escarti
CENTÍMETROS Noemí Vera Berraquero
SOY MUJER Mª Isabel Sierra Ávila
CADA DÍA Elena del Mar Masiá López
SOLO TRES TECLAS María Martín Hernández
LUCHA POR LO QUE QUIERES Alba Sánchez Barco
FUNDIDOS EN EL TIEMPO Eudaldo Díaz-Ropero Panadero
LAS MUJERES TAMBIÉN SOMOS ESCRITORAS María Porras Alcón
LA CHICA DEL PIJAMA VERDE Almudena Rivera Deán
SON SÓLO CINCO MINUTOS Dolores Frías Navarro
CARA Y CRUZ DE LA MONEDA FALSA Mari Carmen Caballero Álvarez
AMABLE IMPRESIÓN Octavio Perera Hernández
LA DECISIÓN DE LEONCIO Elisa Mª Campos Aguilar
PERVERSIÓN Ricardo Alcántara Román
LA ESPORA DE ADÁN Virginia S.V. Riesco
EL ÚNICO HOMBRE DE SU VIDA María Isabel Tàrrega Toribio
AHORA SIMPLEMENTE YO María Francisca Carrascal Jaramillo
DECISIÓN CONTRA RELOJ   Loli González Prada
EN TELA DE JUICIO Ana María Draghia
TODO O NADA Montserrat Pons Lladó
AL DESPERTAR… Ramón Pueyo Margalef
HABITACION 136 José Miguel Martínez Nadal
LA VIDA QUE QUIERO Augusto Alejandro Peña Díaz
INSOLVENCIA Francisco Javier Rodríguez Barranco
LOS SUEÑOS TAMBIÉN SE CANTAN Mercedes Daza García
BALANCE Emilia Luna Martín.
APRENDIZ Mateo Alonso Ferrera
MÁGICAS MUJERES Josep Manuel Segarra Bellés
VOZ PROPIA Rosa Pastor Carballo
LA DUDA DE TIELA Vicente Gómez Quiles
PÁJAROS A PUNTO DE VOLAR Carlos I. Fernández Carbonell
TECHOS Jesús A. Peña Ojeda
VENGA, QUE TÚ ERES MUY LISTA, ¿EH?  Laura Cruz Gómez
REFLEJO DE LIBERTAD Carmen Roca Mercader
UN ÁRBOL EN EL CIELO Rosa Miró Pons
FEMINEIDAD EN LIBERTAD E IGUALDAD María Victoria Pajares Ordiales
IGUALDAD ANTE LA SOCIEDAD Carmen Pérez Pérez
LA SANTÍSIMA CONCEPCIÓN Laura Castresana Martínez
OLVIDA EL AYER Carmen Moreno Martínez
INCREDULIDAD Sergio Cuevas Saldaña
LA NIÑA QUE SOÑABA CON UN AUTOBÚS AZUL Silvia Asensio García
LIBERTAD Lauren McKinnon
ELLA Y ÉL Ana Pérez Cardoso
ERES UNA GEISHA Amor Díaz Carretero
AL VUELO Pilar Añíbarro Aguado
INJUSTICIA Alexandru Malai
A TRAVÉS DE MIS OJOS Magdalena Lasheras Araújo
DOMINGO MERECIDO Sheila Vivancos Tortosa
ADIÓS Y HOLA Dulce María Ballester Alarcón
8 DE MARZO Isabel Torreblanca Dols
LAS HILANDERAS Míriam López Amorós
RECUERDOS DEL PORVENIR María Amparo Martí Cuevas
25 DE NOVIEMBRE Rosa Urzelai Cabañes
GOLPE… DE IDEAS Yasmina Galán Pons
LO ENSEÑADO, LO MAL APRENDIDO Leticia Caneda Otero
LA PINZA ROJA Inmaculada Rodríguez Suárez
MATI NO QUERÍA MOLESTAR Francisco Juan Barata Bausach
ESE LLANTO AGUDO Paula Herràiz i Ferrero
LA TRISTEZA DEL PELUCHE Francisco Marín Trigo
CUANDO DECIDIR ES UN TORMENTO Javier Palanca Corredor
CUESTIÓN DE PIEL Soraya Geijo Uribe
ELLA Carlos Crespo Vázquez
ENTRE IRÁN Y AMÉRICA LATINA Hortensia Hernández
APOLOGÍA DE LO EXTRAORDINARIAMENTE NORMAL Carlos García Ojea
HISTORIOGRAFÍA DEL FUTURO Estefanía Sanz Romero
AQUEL DÍA SU VIDA CAMBIÓ PARA SIEMPRE María Teresa Molina Morellá
LIBERTADES Silvia Bosch Díaz
ALDEA INDIA Roberto Ruiz Cano
CABRÓN Diego Melgares de Aguilar de Mata
MIRADAS Celia Salazar Gómez
RELATO DE UNA NOCHE ROTA Ainhize Urresti
DERECHOS Y LIBERTADES DE LAS MUJERES Cecilia Travaglia Anderson
Y MAÑANA EL SOL SALDRÁ PARA TI Miriam Castillejo Pérez
AQUELLOS RETRATOS DE NUESTROS ABUELOS Aurelio Lozano Baonza
ERA MUJER Carmen Hernández
ELLA Sara Sánchez Águila
SER MUJER María Isabel Sierra Ávila
PILOTO DE CARRERAS Jesús Mesado Sánchez
GRIETAS Celia Añó
ELEGÍA AL SILENCIO Naera Aledara
VIKINGAS Begoña Prieto Pérez
LUCES BLANCAS Ana María Montes Pládena
NO NOS SIRVE… M Dolores Rodríguez Canillar
POR FIN… Silvia Arriaga Jiménez
LA FUERZA DE UN SUEÑO María López Fernández
AQUELLA MUJER Asensio Piqueras
PREPARADA, LISTA… ¡YA! María Eugenia Rodríguez Navas
SENECA FALLS Marc Martín Fernández
CÓMPLICES Rafael Aracil Alemañ
ELLA María Jesús Marín Candón
LIBERTAD LA LLAMAN Esther Moreno Morillas
SIN CIMIENTOS, NO HAY CASA Ana Lola Marín Martínez
MI DECISIÓN Antía Yáñez Rodríguez
LOS NÚMEROS NO MIENTEN Fernando Gay Laudes
BUENOS DÍAS, JEFA. Idoia Garate Cortabarria
ELOÍSA Òscar Pareja Bañón
CAMBIO DE HORARIO Amparo Romero Ranz
CUENTO VERDADERO Carme Carpentero Martínez
EL ROSA NO ES PARA NIÑAS Irene Santos Corral
MARILYN, PEQUEÑA PALOMA BLANCA Laura Camarena Escrivá
CARA O CRUZ Mª Carmen Lahoz Mínguez
LA ENTREVISTA Juanjo Montoliu Marcet
COLOR ESPERANZA Yolanda Nava Miguélez
RELATO María Consuelo
LA PLANTA DEL ODIO Pablo Gómez Montes
LA CONDENA DE LAS FLORES Gema Macías Muñoz
LUCE EL SOL EN MI VIDA Úrsula Melgar Arjona
CON LA MALETA A MEDIAS Paula Adsuar Adán
EN EL HOSPITAL Sonia Alejo Martínez
MI LIBERTAD Maribel Palomino Rumin
SOY UNA VOZ DE MUJER Alegría Peláez Romero
RECETA PARA CAMBIAR DE VIDA Rafa Heredero García
AMARGO RECUERDO Prado Zúñiga Rodríguez
UN LARGO CAMINO Alba Verónica Sánchez Serradilla
CUERPO DE DOLOR Y DE PLACER, CUERPO DE MUJER Ana Mª García Torres
EL VUELO SIN RETORNO Francisca Guerra Galet
Y NOSOTROS, ¿CUÁNDO? David Gallardo Salvador
SIMPLEMENTE, MUJER Ana María Coelho
EL BRINDIS Amparo Díaz Almeida
CIENCIAS NATURALES Javier González Ramiro
GLOBO DE NIEVE Christa María Madrid Boquín
EL RESURGIR Gracia Pérez Cortés
RAQUEL, LA INGENIERA ALICANTINA Fernando Gálligo Estévez
LA ESCULTURA DE ATENEA Marta Fernández










martes, 18 de noviembre de 2014

TRABAJO PARA SPY FI -ESPIONAJE DE CIENCIA FICCIÓN-.



ESTE CUENTO LO REDACTÉ PARA COLABORACIONES DE LA

REVISTA DIGITAL MNATURA. SALIÓ PUBLICADO EN EL

DOSSIER CONSAGRADO AL ESPIONAJE DE CIENCIA FICCIÓN.

YA ME DIRÉIS QUÉ OS PARECE.



OPERACIÓN: “CALIENTE”


-Cayó trabajo extra, Compi, – masculla el sicario Mugre eyectando un escupitajo en la camiseta del compinche estratega Musgo-. Un inusual destello ilumina la dependencia.

  En el recoveco del pasillo que lleva al observatorio, el “Mandamás” fuma con apetito.

-Nos vigilan, un puto soplo, Corllegam –pronuncia Freisere de pie, frente a la circular ventana de la supercápsula espacial Xpcial  22Gos-, usurpé el código blindado; 20-4&S, informa:“Sabuesos patrullan extenso perímetro” –explica estirando su rostro acerado.

   Dentro del codo de una tubería del surtidor un hombre de mediana edad, integrante del sector de mantenimiento, aparece muerto mientras la repara. El precinto acartonado de su boca es un inequívoco signo de tortura: “Un desdichado accidente, sin duda”, opina  el doble agente “Mandamás” perfilando el triunfo en su afilada sonrisa. “Sabía demasiado”,piensa,“desencriptó el mensaje”. Ayusa, la rubia ayudante, hace un guiño.

   Sobre las ocho y cuarto de la mañana, las alarmas han saltado: emergencias alerta de filtraciones. Algunos apuntan al operario, responsable de la sonda Positroncoscópica, como “el topo”. En el mostrador, sobre el blindaje de la cabina todos se sirven café frío sin azúcar. Operación: “Caliente” no admite errores. Nació avalada por  una ceremonia de avaricia ilimitada: monopolizar la energía de ambos núcleos terrestres. Para ello se dispone de avanzada tecnología y personal “altamente cualificado”:filósofos, químicos,   geofísicos,   científicos,   astrónomos,   ingenieros informáticos, cartógrafos, vulcanólogos, eclesiásticos “de Jesús” y hasta mafiosos se alistaron en las clandestinas filas “de los
insignes   filántropos  empresarios”. En el espacio,
intercomunicados con las unidades terrestres, “maniobraremos con total impunidad”. Pero “algo” no funciona. Espionaje y contraespionaje circulan a sus anchas en el régimen interno de la macroorganización.  

-¡¡Traición!! Son ellos, joder –ladra furioso Corllegam con la biznaga entre sus labios.

    Gracias a “Mandamás” la Unidad Móvil 799-bb evitó la hecatombe demográfica y ecológica. Antes de que el planeta Tierra ardiera entero el loco proyecto fue abortado.

Mari Carmen C.

lunes, 10 de noviembre de 2014

MICRO, RETO: 5 LÍNEAS



Este micro lo escribí para el Reto: 5 líneas, del mes de noviembre, propuesto en el blog de http://adellabrac.blogspot.com.es/ 
Allí ha sido publicado. Las palabras ineludibles son:
Vivencia, silencio y cuando.
  Recomiendo muy sinceramente esta página de Adella Brac, porque es de interés, invita no sólo a la opinión, también a la participación de la lectura y escritura. Satisface, de verdad, las inquietudes intelectuales en muchos de sus ámbitos.

FIDELIDADES INFIELES

Cultivaba contrita, casi con miedo, su más secreta vivencia: “Mi ingenuo marido, Bruno, no se enterará”, solía pensar sin convicción cuando, abrazados en la alcoba, Arturo y ella acababan en ropa interior. Ignoraba, claro, que  hacía cosa de un año, al poner piso a “la otra”, una frase cuajó en la mente del ejecutivo Bruno T. Ran: “De lo mío con Paula, no se enterará Melissa, mi fiel esposa”. Un elocuente silencio lo explicó todo.

Mari Carmen Caballero Álvarez

CONTINÚO EN EL RETO 5 LÍNEAS. MICRO: ALGO PASÓ.




Otro micro que escribí para el Reto: 5 líneas, del mes de octubre, propuesto en el blog de http://adellabrac.blogspot.com.es/ 
Allí fue publicado. Las palabras obligadas eran: Alma, empezó y chico.
 

ALGO PASÓ

La Fuente de piedra era el punto de encuentro. El vestido azul seguía mojado; chico, qué neura. Casi las seis de la tarde y la ropa sin planchar. Mi alma diera al diablo por una secadora. El vaquero, la camiseta con mi nombre y el pelo en cola de caballo resolvieron la situación. Empezó a chispear un poco; un sol de chiribita al minuto.  Tirito en caliente; ardo en frío. Y en la Plaza, junto a la Fuente de piedra algo pasó.

Mari Carmen Caballero Álvarez

sábado, 8 de noviembre de 2014

ACERCA DE ARGOT









Hoy arrancan las Jornadas Fantàsti'CS14, en su especial dedicado al Cine.

En Argot tendremos presentaciones desde las 12h hasta las 20h, parando únicamente para comer.

Tendremos las presentaciones de los libros La Ropavejera: El génesis del mal, Fantastic Cult Classics, Rob Zombie. Las siniestras armonías de la sordidez, Carlos Aured nostalgia y pasión, La matanza de Texas, 2000 Maníacos y a las 20:30h nos vemos en el Teatre del Raval para la entrega de premios y visionado de la V Mostra de Curtmetratges Fantàsti'CS14.

Entrada Gratuita.

Lloc

Sant Vicent 16, baix (Terror Street). Castelló

Fecha

Nov. 8. 2014

Preu

Gratis      


viernes, 24 de octubre de 2014

PRÓXIMO HALLOWEEN...




ESTE ARTÍCULO LO REDACTÉ PARA LA REVISTA

DIGITAL MINATURA. FUE PUBLICADO EN EL Nº 137 –

FENÓMENOS PARANORMALES- . Y ME PARECE

OPORTUNO DEJARLO CAER EN EL BLOG AHORA QUE

LA CELEBRACIÓN DE HALLOWEEN NOS PISA LOS

TALONES.






DE LO NORMAL, LO ANORMAL Y LO PARANORMAL

Los fenómenos paranormales son la plataforma elegida por el hombre para hacer creíble lo increíble. De forma que, sus anhelos y carencias o secretos inconfesables encuentren ese trampolín social, esa espita por la que deslizarse de manera más o menos “impune”; quedando a salvo de etiquetas poco saludables que de otro modo mermarían su autoestima llevándolo a la cárcel de la introversión y la cerrazón huraña del solitario.
Quién sabe si no serán estos la fórmula para dar rienda suelta a siniestros conflictos internos no resueltos; el fierabrás en cuerpo y alma. ¿Huimos, quizá, de una realidad que no nos vale y encontramos en tales procesos el camino de otra? Es evolutivo entonces el alcance de los fenómenos paranormales que nos llevan a vivir y sentir auténticas las situaciones irreales. Ello explicaría la terca actitud de los acérrimos defensores de tales prácticas al  perpetuar la llama vestal de lo sobrenatural, sin esforzarse  por eso en el empeño de desmontar cualquier absurdo tinglado que avive su fuerza poderosa. 

     De lo sobrenatural, lo anormal y lo paranormal se ha escrito y filmado lo habido y por haber, hasta agotar tintas. Sacando unas veces de donde no hay y echando otras tantas para que haya. Que no falte. Las motivaciones, ya se sabe, van desde lo económico a lo personal pasando incluso, a veces, por un marcado afán de protagonismo y fama. Los expedientes X, la ufología, zombis, vampiros, monstruos, apariciones sacras, psicofonías, castillos embrujados... cualquier asunto hermanado con lo paranormal es un negocio orondo y redondo que reporta sustanciosos beneficios al avispado oportunista que se lo proponga. Trapichear con espíritus, platillos volantes,entes negativos o positivos, inventados, reinventados o reales porque han sido “vistos y comprobados” y otras hierbas ha llenado y llenará muchos bolsillos.

  Cuando algo, un fenómeno paranormal de cualquier naturaleza se investiga, se cuestiona, se niega y se denuncia, casi siempre surge el defensor de turno y lo para arguyendo que eso es verdad, innegable, porque él o ella “lo ha visto con sus propios ojos”. Así, viene ocurriendo –y es secular- que  extrañas apariciones y esas cosas proliferen hasta debajo de la tierra regadas de codicia. Disparatados sucesos que, no por inexplicables se dejaban –dejan- de explicar vía sofisma.  Después de  ver cosas donde no las hay y escuchar ruidos donde no suena nada se dice con énfasis que algo existe, que está con nosotros y se manifiesta invisible escondido  en otra dimensión.

  Pese a que las pruebas científicas confirmen en ocasiones la falsedad del evento, hasta los más recelosos acaban tentados algunas veces, a consecuencia del realismo imaginativo con que se visten y calzan ciertos absurdos montajes y sus bien representados sucesos paranormales de misterio, miedo y aberración. Y no lo digo en el mal sentido de la palabra ni con intención de desprestigiar a nadie. Expongo, simplemente, mi punto de vista. Ya que, abandonar los postulados de la ciencia en pro de las pseudociencias, nos aleja por completo del rompeolas escéptico que pone freno a la abundante charlatanería oportunista que impera. Habrá quien crea, seguramente, apreciar en ello un trasfondo algo más radical y definido afirmando que “eso no es escepticismo sino nihilismo”. Bien: suscribo lo contrario.

   Claro que también hay determinados episodios en este complejo Universo, minuciosamente estudiados sin éxito de constatación espuria  que rompen los esquemas. Incluso servidora, escéptica confesa, reconoce, muy a su pesar, que ha llegado a sentir ante ciertas vibraciones, la fuerte tentación de sucumbir a tal debilidad. Los cimientos de aquello que doy en llamar firmes convicciones en base a una determinación taxativa se tambalean de pronto.


  En España, un claro ejemplo de ello son las famosas caras de Bélmez: “El mayor misterio paranormal de todos los tiempos” se llegó a considerar. Corría el año 1971 cuando María Gómez, mujer de origen humilde vecina de este pueblecito se hizo famosa por dar a conocer los misteriosos rostros que, poco a poco, iban apareciendo en el suelo embaldosado  de su cocina. A los seis meses escasos de tales acontecimientos un diario –Pueblo- desmontaba el tinglado. Lo razonaba aportando al parecer pruebas analíticas según las cuales aquellos “rostros” fueron pintados con nitrato y cloruro de plata. La estupenda rentabilidad y fama aportada a la localidad y sus escasos  habitantes por este “milagro” provocaron el rechazo más rotundo a dicha explicación. Había, y tal vez hay, muchos intereses económicos en juego: los investigadores del tema andaban necesitados de mercancías con las que operar, por supuesto. También el fotógrafo local se sumaría, muñidor, a la contrarréplica ya que cultivar tal parafernalia le enriquecía, vendiendo fotos de las caras a la gran afluencia de turistas que de pronto llenaron el lugar, ahora que se había hecho famoso. El escenario era una España depauperada, vulnerable, fácil de engatusar. Beata y analfabeta sin otras aspiraciones que la obtención del pan nuestro de cada día. El valor práctico de la picaresca, bien aprendida – el libro de El Lazarillo de Tormes de autor anónimo escrito siglos antes recogía escuela- andaba ya instalado hacía tiempo en cualquier rincón nacional. Empeñados en sostener el asunto en pie afirmaron que ni doña María Gómez, aun muerta ya en febrero del 2004 ni su marido, ambos faltos de instrucción y poco imaginativos, tenían luces para urdir un fraude de esa magnitud: “Los pobres, no dan tanto de sí”.

    Otro curioso caso de apariciones, marianas esta vez, fue el de Amparo Cuevas, muerta en el año 2012. Esta mujer de 
procedencia humilde, sin estudios, nacida en 1931 natural de 
la pedanía albaceteña de Pesebre, afirmaba desde 1980
que se le aparecía  la Virgen de los Dolores en un prado de El Escorial: Prado Alto. Una asociación de afectados la denunció por presuntos delitos de estafas, coacciones y detención ilegal entre otros. La opinión de los peregrinos era determinante, ante  un fenómeno espurio y de “mala fe”.

  Conocida es la antiquísima fascinación que los sucesos de este calibre producen en el hombre, la enfermiza obsesión por 
lo oculto, abrigada, al menos en sus albores iconográficos,
de alegorías y mitos religiosos. Siempre se ha dicho y demostrado que los ritos comenzaron socorridos de curanderos y brujos flanqueados por espectrales velas e incienso. Palmatorias y botafumeiros incluidos. Pócimas, cataplasmas, emplastos, parches o sinapismos con “poderes milagrosos y sanaciones instantáneas” no faltaban tampoco. La atracción fatal hacia  lo esotérico apunta igualmente una conexión hacia juegos como la Güija –espiritismo, contacto con el más allá- creencias en la Wicca –rito lunar, brujería-,  la Nigromancia –magia  negra-, el Samsara –ciclo de nacimiento, muerte y reencarnación-, o el Animísmo –dota de alma a los objetos naturales-. Estos podrían ser variantes de ciertos fenómenos raros. O, quizá, los mismos fenómenos raros son proyecciones de estas prácticas milenarias incubadas a menudo en el seno de una secta y su complicada simbología étnico-religiosa -budista, celta…-.

  Así fue como, ciertas inverosímiles creencias crecieron y se multiplicaron como los panes y los peces encontrando, casi siempre, un caldo de cultivo en las leyendas urbanas. Con sus  formaciones y deformaciones de cualquier caso circulando de boca en boca -donde se dijo que habían dicho que se oyó…- sustentaron apariciones bien complementadas. La larga lista impresa en manuales que recogen las prácticas experimentadas en el transcurso de siglos y siglos no se libra incluso de animales fantásticos –el fauno, la hidra…-, esos seres fabulosos inventados y reinventados para dar rienda suelta a las más arraigadas pasiones, miedos y fantasías humanas.

Architrillado ha sido el tema de los sucesos inexplicables y sus pormenores a cargo de la dedicación y el empeño del inefable periodista y escritor español Iker Jiménez. Moviendo los hilos entre la verdad y la mentira, el fraude o el error, la intriga y la sugestión, el “yo no afirmo ni niego nada”,  auxiliado de un buen equipo de colaboradores técnicos especialistas ha peinado los rincones más siniestros y misteriosos o terroríficos del Planeta. Dando a conocer los fenómenos paranormales 
más insospechados difundidos a tavés de sus libros,
programas de radio y televisión y artículos en revistas o periódicos.

  Uno de sus numerosos títulos La Noche del Miedo documenta con rigor del escalofriante acontecimiento que se dio en la base militar de Talavera la Real –Badajoz- el 12 de noviembre de 1976. Protagonistas, entre otros, los soldados José Manuel Trejo y José Hidalgo. Patrullaban estos el perímetro en compañía del adiestrado perro cuando algo inmune a las balas, sin rostro, con apariencia humana avanzaba en la oscuridad igual que un rayo hacia ellos.  Personajes reales delante de un hecho que se desvaneció  como el humo negándose a sí mismo. El suceso traspasa los límites del conocimiento de cualquier profesional por mucho bagaje que le avale. Pero ellos lo vieron todo. Junto a sus superiores, aquellos  soldados esa noche habían presenciado algo ¡¡que, oficialmente, nunca ocurrió!! Se especuló, claro, con una posible intervención extraterrestre o alguna prueba secreta nuclear. León, el perro pastor alemán que había dado con el paradero de El Lute –Eleuterio Sánchez Rodríguez, quinquillero salmantino perseguido entonces por la justicia española-, también se vio afectado. Y la cúpula militar ordenando la ley del silencio. Miedo, secretismo, amenazas…El asunto enlaza directamente con aquel otro que describía por aquel entonces la visión en el lugar, previa a estos hechos,  de una mujer portadora de un bulto que sugería un bebé en los brazos. Se decía que se dejaba ver siempre de noche y que parecía “etérea”. La apodaban La Portuguesa. Su presencia se llegó a relacionar con los trágicos hechos posteriores en la base militar al presentarse, también en horario nocturno, “esa cosa”.

  El mismo citado autor, el  polifacético Iker Jiménez,  en un programa radiofónico de la cadena ser el año 2004, dio paso al protagonista en primera persona de otra experiencia curiosa, Javier Martín Moraleda, decía haber pasado en agosto del 2003 por delante del camping  de los Alfaques a las dos de la mañana. Así pudo observar en una orilla de la carretera a un peculiar grupo de “aparecidos” –niños, adultos y ancianos-. Los niños con cubos y palas, todos vestidos de playa, como estatuas, indiferentes al entorno, como si no existiera nada a su alrededor. Cuando el hombre, sobrecogido despertó a su mujer, dormida en el coche, esta le puso al tanto de la catástrofe sufrida en “El Camping de la Muerte”. Hace unos años murió aquí mucha gente quemada, se vivió una auténtica tragedia, le dijo.
  Y sí, la tragedia del camping de los Alfaques el 11 de julio de 1978 es el siniestro más grave sucedido en España en el transporte de mercancías peligrosas. La explosión de un camión cisterna circulando por la nacional 340 sobrecargado de propileno líquido convirtió a este lugar del municipio
 de Alcanar en la provincia de Tarragona en un cementerio. Murieron 243 personas calcinadas, muchos eran extranjeros, el  agua del mar alcanzó una temperatura de 2000 grados. Y, claro, la leyenda –si leyenda es-  está servida. Se dice, incluso, que se han escuchado allí cantidad de psicofonías.

    Por desgracia nuestra red nacional de carreteras dispone de abundantes curvas peligrosas con graves accidentes mortales en su historial.
Atravesando de noche algunas de ellas dicen que se dejan ver desde hace ya décadas las muy famosas damas blancas,  bajo el señuelo del autostop. Según los testimonios, aparecen delante con total normalidad física, suben al coche, avisan del riesgo de accidente llegando a decir alguna aquí me maté yo,  
y se volatilizan acto seguido sin parar siquiera el vehiculo
ni abrir la puerta. Su radio de acción es extenso: los cuatro 
puntos cardinales del territorio español son invadidos 
 manifestándose tan foráneas "presencias".

  Muchas son las páginas periodísticas y literarias o  ensayísticas que inspeccionan  el contenido de tales materias sin resolver. Y muchos los videos, documentales –más bien docudramas-  y adaptaciones o películas que sobreexplotaron bien el filón. De este arsenal se entresacan cintas maestras de la talla de la estadounidense de Stanley Kubrick, El Resplandor, de 1980. Se destaca como obra maestra de terror psicológico –las que más me gustan-. Un hombre experimenta significativos cambios de personalidad al instalarse con su familia en un solitario hotel aislado por la nieve.  Los fantasmas de su interior se hacen amigos de los fantasmas exteriores, o eso parece. Basada en la novela homónima del más que famoso escritor de terror y suspense Stephen
 King, con Jack Nicholson como actor principal. Ineludible.
  Otra gran película inolvidable que marcó pautas es El Exorcista (1973)  del director William Friedkin. Una adaptación de la novela de William Peter Blatty, basada en un exorcismo real  hecho en Washington el año1949. Resultó ser una cinta norteamericana muy exitosa, mucho se habló y se habla de ella con interés y aceptación. Trata el tema de un mal sobrenatural de connotaciones reales. Regan Macneil –Linda Blair- , una niña de doce años, sufre la posesión  del demonio Pazuzu. La ciencia médica no ofrece resultados y es sometida a un exorcismo  llevado a cabo por un sacerdote estudioso de psiquiatría. Sabedor de que el mal no es físico, sino espiritual, busca  el apoyo de otro religioso del gremio. Un clásico mundial en cine de terror, hay quien dice: irrepetible. Poltergeist, fenómenos extraños, una de las películas más taquilleras de los años 80, fue y sigue siendo muy renombrada. Hace referencia a la familia Freelings, que se traslada a una casa en la que empiezan a suceder cosas raras a través de la poderosa energía de la  hija menor: Carol Anne. La requetefamosa  producción, escrita por Steven Spielberg y Michael Grais y  dirigida por Tobe Hooper, tuvo, cómo no, sus dos adosadas secuelas. La Noche de los Muertos Vivientes, es una película de terror zombi del año 1968 dirigida por George A. Romero. La trama gira sobre un grupo de personas refugiadas en una granja cuando misteriosamente los muertos recobran vida.

    En un plano más tangible reconozco que hubo un caso que cautivó de modo especial mi atención. 
Una de las casas  “embrujadas” más raras es sin duda la
mansión Winchester, en Norteamérica. Sarah, una atractiva joven de la alta sociedad de Connecticut, contrajo matimonio con William Wirt Winchester, heredero del fundador del rifle Winchester – Oliver Winchester-. Al enviudar  en 1881 y dado que ya había perdido a su única hija, Annie en 1866,  -¿bien o mal?-  asesorada por una médium, proyecta la laberíntica construcción de este  edificio victoriano. Un galimatías de imposibles vericuetos ubicado en san José –California-. Y, se dice que lo hizo sujeta a la maldición  de los espíritus de los caídos –nativos indios, casi todos-  por las balas del citado ingenio, volvían para vengarse. La ampliación de dicha fortaleza fue constante en vida de su dueña.  Iniciada en 1884 no terminó hasta el 5 de septiembre de 1922 al morir esta. Se le cuentan cuatro pisos, unas cuatrocientas sesenta y siete entradas, por el orden de cuarenta y siete chimeneas y… ¡¡solo  dos espejos!! Se define como el lugar más misterioso  de todos los Estados Unidos. Allí, si te pierdes, nadie aseguraría poder encontrarte; es un hecho: algunas personas
 desaparecidas al visitarla nunca aparecieron.
¿Excentricidad o paranoia?  ¿Miedo, tal vez? Nunca sabremos si fantasmas, espíritus o lo que sean fueron y son reales o por el contrario  mariposearon dentro de una acaudalada y solitaria viuda. La conciencia tiene voz y voto. 

   También existe un relevante caso mundial de montaje y 
desmontaje de avistamiento ovni: el asunto de Roswell -Nuevo
México-. Después de mantener la comunidad ufológica desde 1947 que una nave extraterrestre, autopsia alienígena  incluida, se había estrellado en el lugar, aparece mucho después el comunicado del gobierno estadounidense: “Nada de naturaleza paranormal o extraterrestre ha ocurrido”.

  Yo, que siempre he tratado de profundizar en las posibles razones que  arrastran a las masas hacia creencias de índole inverosímil, me pregunto a veces: ¿miles o millones de personas dispersadas por los cuatro puntos cardinales del Planeta no se pueden equivocar? Pero, es que si nuestra mente nos engaña haciéndonos percibir ilusiones ópticas y viendo cosas inexistentes mediante trucos de magia: ¿por qué no puede hacerlo al cristalizar ciertas percepciones extrasensoriales y paranormales? La psicología y parapsicología, el consciente y el inconsciente, lo normal y lo anormal, lo humano y lo sobrehumano  caminan en perfecta simbiosis; al hacer un alto en el camino para beber, cada uno llena el vaso de la fontana del otro. Las creencias, las no creencias o el escepticismo deciden el acabado. Para ser ecuánimes hay que  contemplar que no está del todo claro si los mitos, fantasmas, visiones, espejismos y espíritus nacen de la insatisfacción y el ansia y el deseo de más, de experimentar algo parecido a más, o los susodichos mismos son  padres de ciertos duendecillos de esos que coexisten, moradores de nuestra dúctil superstición, en esa dependencia oculta en nosotros. Refugio al que se acude antes o después aunque sea incluso, con más miedo que vergüenza.
En el libro Historias de Fantasmas (1991) expone Manuel Vázquez Montalbán tres narraciones de falsos espectros, de ánimas y aparecidos. 
Al detective Carvalho corresponde diferenciar entre lo racional y lo sobrehumano. Silencio del Más Allá,  de origen estadounidense a cargo de la productora inglesa Hammer Films, de buenos antecedentes en el género, perfila la visión de cómo lo sobrenatural no existe. Y lo razona como “producto de la mente humana”.

Echar una ojeada al inconmensurable universo de los poltergeist, cultivado de Oriente a Occidente es inasible. El encontronazo con un zombi, ser abducido, objetos que se mueven solos del sitio, luces que se encienden y se apagan injustificadamente, casas encantadas que andan solas…Adyuvantes las pareidolias. Así se denomina a la visualización de formas inexistentes. De eso, precisamente, habla Jeff Hawkins en su teoría de Memoria-Predicción. Son ese tipo de experiencias que la mente asume, quizá, aliadas a la telepatía o la telequinesia, la levitación y el déjà vu. En ellas, en mi modesta opinión, el cerebro no nos engaña como se da a entender, sino que es engañado. O las dos cosas juntas. Pero son sólo acontecimientos  perceptivos que no tienen por qué ser patológicos. Se pueden  llegar a localizar de forma aleatoria en algo tan simple como unas manchas de  humedad en paredes y techos, cuyos contornos difuminados sugieren siluetas u objetos reales, extrayendo las más hondas pasiones del alma humana. Un fenómeno paranormal puede ser también ese fogonazo espontáneo que a veces se acerca y se acerca más. Y que desaparece de nuestra vista en un instante dejándonos en trance.
   Mirándolo desde el punto de vista positivo, en fin, cualquier apreciación anormal puede ser una cultura abierta. La física y la química del alto rendimiento a la libre creatividad práctica e innovadora. ¿No será acaso que  portamos, quizá, reminiscencias primitivas de esas falsas creencias que guiarían a los artistas rupestres a inducir la caza, facilitando su proceso por la vía de pinturas de animales salvajes en los abruptos muros de las cuevas?  Es otra posibilidad. En ello puede radicar la incesante búsqueda de la superación. En sus muchos aspectos tales procedimientos psíquicos –mientras no se demuestre que son físicos-  manifestarían otras formas más libres de expresión comunicativa diferente al lenguaje corporal, verbal o escrito o diseñado e ilustrado, situándonos en la cresta del arte conceptual.
 El problema llega cuando el recipiente se desborda. Psicólogos y siquiatras defienden que alimentar en exceso mitos puede atraer alucinaciones sensoriales. Y eso es algo que apoyan las investigaciones científicas de mayor solvencia intelectual.
     
    Reconociendo que el terror y lo paranormal no se desligan, enfrentarse a un fenómeno así es mirar a los ojos al miedo y saber que él o tú, uno de los dos ganará. Y entonces, surge el conflicto.

   Quién sabe; quizá sea que habiendo noche cerrada el eco entona distorsionados aullidos o forma duetos de fúnebre  música sacra. Allí donde los elementos terrenales laten, los espíritus se manifiestan.

Mari Carmen C.