sábado, 28 de enero de 2017

RESEÑA DE CASOS DESCARTADOS, SEGUNDA NOVELA PUBLICADA DE LA AUTORA DE EL ROSTRO EN EL LAÚD, Mª AUXILIADORA ÁLVAREZ (M.A.).




Autora: M.A. Álvarez
Editorial: Diversidad Literaria.
Género: Comedia Policíaca.        
Año: 2016.
Tipo de Edición: Papel.
Páginas: 333.
ISBN: 978-84-945797-2016

SINOPSIS
En Greheim, a finales del siglo XIX, Sigmund Sikerteils (un hombre despistado, de aspecto desaliñado y con un llamativo corbatín) se empeña en resolver todo caso de carácter insólito o sobrenatural que es rechazado por los agentes de la comisaría. Sin llegar a ser un auténtico detective, logra solucionar una serie de sucesos con relativo éxito. Sin embargo, pronto descubrirá que algunos de esos casos extraños esconden un trasfondo más complejo de lo que imaginaba.   

Se trata de una historia en la que el humor se une con el suspense, el despiste con el razonamiento, la superstición con el desmantelamiento…



TAL COMO LO VEO YO

  Se trata de una novela que retrotrae las costumbres decimonónicas y documenta de forma natural. Sin forzadas posturas ni complejas descripciones acomoda al lector en tales escenarios.  
  El ADN de los personajes literarios son los sentimientos, buenos y malos, esa es la materia de la que están hechos en este libro. Ahí recala su credibilidad potenciada en el epicentro de los rasgos característicos inherentes al ser humano.

   ¡Ay, los personajes! Vaya variopinto cuarteto.  

    Le concedo prioridad a su principal protagonista. 

  Sigmund Sikerteils, metido a detective, quizá, no es un despistado. Tal vez jugando al despiste nos despista. 
  
  Y ya que una reseña debe ser fiel al compromiso de orientar debo decir que el nada convencional detective tiene sus motivaciones al actuar.   

  Sus actitudes y comportamientos no los provoca el amor a una profesión para la que no está formado. La empatía le lleva a querer hacer el bien por los demás. Pero también en su proceder aunque no existen intereses económicos se localizan razones personales. Puesto que se desenvuelve en un contexto social dominante de prejuicios, el descrédito y ostracismo le conducen a su ruina como persona. Para él recuperar su dignidad es vital. 

  La verdad es que en determinados momentos cuesta dilucidar si el desaliñado Sigmund es un infravalorado o un incomprendido. De todas formas uno llega a pensar que tras la actitud vejatoria de algunos hacia él, el agente señor Hoggans y el Jefe  policial, por ejemplo, bien pudiera subyacer esa envidia malsana producto de la ineptitud y abulia que les acompaña. 
 
  Pero alguien se ocupa de estimularle. Hasta para el más humilde de los mortales es difícil substraerse a los encantos de una distinguida Dama cultivada de hábitos refinados. Cuando la señorita Clea le dice al peculiar Sikerteils: “Es usted un buen detective”, con su perspicacia alimenta en él, quizá sin pretenderlo, la irrevocable decisión de seguir adelante. Sobre ella ejerce el investigador un extraño magnetismo. Aunque la cosa no cuaja. Admito que se echa de menos el hallazgo hilado de alguna relación sentimental, en mi opinión algún flirteo o una escapadita de finde o festivo por parte del protagonista habrían puesto la guinda en el entramado. 
      
  Eso sí, yo me quedo con todo lo bueno, que pesa mucho, frente a ese liviano rasgo ausente. 

  Aporta dinamismo en su conjunto investigar y resolver tantos y tantos casos cuyo motor son la valentía y el poder de un espontáneo agente que, quién sabe, igual no es tan despistado. ¿Inconsciente entonces? ¿Ingenuo? Pudiera ser. Pero sus causas nunca son perdidas.

  Luego, además, está Carlotta. A pesar de que tiene el protagonista serios motivos para rechazarla la perdona y la acoge en su casa, todo muy acorde con su personalidad y su naturaleza generosa. Y lo mismo sucede con la arrogante Eleanor. Aunque con esta última las cosas son diferentes, la primera, poco a poco, se va ganando la confianza y el afecto del lector. 


  La novela discurre bien oxigenada; provista de diálogos adecuados y frases directas. Es buena la estructura, tiene un final sorpresivo e impactante. 
  
  Aprecio en ella un despliegue léxico sencillo pero soberbio. La  autora no es de buscarle muchas vueltas ni revueltas a la palabra. Tiene el arte, artista ella, de conectar con los demás desde la llaneza, llamando a las cosas por su nombre.  
     
   De la trama, abarcando la visión de conjunto, se puede decir que tenemos delante una obra amena que, exprimiendo la mejor cara del absurdo o el grotesco inmerso en lo policiaco, derrocha jocosidad. Un explosivo cóctel de comedia, humor, misterio e intriga con hondos surcos que riegan de terror y peligro su hilarante argumento. De verdad, me he divertido mucho al leerla. Y eso que me daban miedo algunos sucesos sobrecogedores, a la vez que me podía la curiosidad de conocer el final sintiendo pena por Sigmund, al que cogí cariño imaginándole con su inseparable corbatín. 
   
  A pesar de que pueda sugerir poco fondo, es una narración de primitiva identidad detectivesca bien tejida, promete la reflexión del lector, que especulará implicado con la multitud de posibilidades que se abren ante él.

  En ella se ejercitan con traite malabarismos trenzando una composición de multigéneros que en ningún momento, en ninguno, decae. Basta hurgar en su desarrollo para constatar cómo el eje humor-terror-misterio se ve manejado con soltura.    
     
  Y conviene advertir que una vez cruzas la puerta de este libro, abierta de par en par, no es fácil escapar al magnetismo insinuante de sus historias. La sugestión te hace protagonista. 
     
   Cabalgando en sus numerosas modalidades describe en carne y hueso profundos contenidos, remueve conciencias,  transmite mensaje. Los espectros de las más bajas y altas pasiones convergen en esta novela entre bastidores bebiendo las unas de las otras. 
    
   Por sus páginas transitan alquimistas, ladrones, fantasmas, vampiros, médiums, espectros, asesinos, encantadores de serpientes y… ¡vaqueros sin rostro! 

“El caso de la momia maldita” es una de mis aventuras preferidas porque habla de lugares, elementos, civilizaciones y culturas milenarias egipcias que me atraen mucho. 

“Había leído sobre la Historia de aquellas tierras, había visto alguna fotografía incluso o algún dibujo y puede que alguna pintura, pero nada se podía comparar al hecho de contemplarlo todo con mis propios ojos… y lo mismo sentí cuando tuve la inmensa fortuna de apreciar las majestuosas pirámides que se alzaban en el desierto”.
¡Me encanta! 

   Satisfecho queda el interés de los más exigentes curiosos. Obsequiados con numerosos giros e ideas originales, imaginativas, que depuran el argumento de tópicos y paradigmas. Pulsos efectivos que conducen al lector al extremo de lo sorprendente. Las desmañadas mañas de Sikerteils hacen posible lo imposible. ¿O será que lo imposible no existe?

   Puesto que la razón y la sinrazón se baten a duelo entre un puñado de folios la pregunta surge:

¿Puede alguien que juega a ser detective, a medio camino entre la profesionalidad y el desastre, con su sola intervención contribuir a resolver casos que ni la policía toma en cuenta alegando que carecen de aparente lógica?

  En plena lucha planea el pulso entre el egoísmo y la generosidad. ¿Quién lo ganará? Casos descartados es la novela que no hay que descartar.
 Mª Auxiliadora Álvarez —M.A—.  Editorial Diversidad Literaria. 

Frases:

“Estaba tan hermosa como siempre, luciendo su largo cabello suelto, y supongo que yo llevaría el mío hecho un desastre, una vez más”. 

“Su cara estaba sumida en la oscuridad; no era capaz de distinguir ninguna facción humana”.

   En fin, la veo ideal para quienes disfrutan el género cómico. Poco apropiada para las personas que buscan historias formales y rigurosas de este estilo. 
 
Nota: Buena. 

   En su momento hice otra reseña de la primera novela publicada por esta escritora. Se puede leer aquí:


  En la página web de la autora se pueden ver algunas imágenes, el proceso del booktrailer en el siguiente enlace: Web M.A. Álvarez: Casos descartados.

MÁS INFORMACIÓN

La autora realizó también la portada de la novela.

Estos son los enlaces de acceso a sus redes:






Puntos de venta de la novela: 


O en Diversidad literaria:




 ACERCA DE LA AUTORA




M.A. Álvarez (Mª Auxiliadora Álvarez. Sevilla, España, 1984). Licenciada en Bellas Artes. Su trabajo está enfocado a la escritura, el dibujo y el diseño gráfico. En el año 2011 fue ganadora de dos concursos de relatos: la XVI Convocatoria del Certamen Literario Carmen Conde, en su IX Edición de cuentos, organizada por Grupo Aldea (Asociación Literaria de Escritores Andaluces) y el Concurso de ‘Leyendas Becquerianas’ organizado por la Biblioteca Pública de Gines (Sevilla). Posteriormente, muchos de sus relatos y microrrelatos han sido publicados y leídos en la radio.
Su novela “El rostro en el laúd” ha sido publicada en 2016 por Ediciones Hades. Además, quedó finalista en 2015 en el I Certamen Internacional de Novela Fantástica y de Terror ‘Dagon’ (Ediciones Rubeo).

  Este enlace lleva a la lectura de otra de mis escasas reseñas. La historia de Tilansia (Adella Brac http://adellabrac.es/)

 RECORDAD: TODA OPINIÓN ES RESPETABLE SI LA OPINIÓN MISMA ESTÁ DADA DESDE EL RESPETO. ESPERO LA VUESTRA CON INTERÉS.  
















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada